Los termómetros digitales a base de infrarrojos permiten medir la temperatura de manera rápida de cualquier superficie objeto o persona a distancia. Muy útiles para multitud de aplicaciones, no sólo medir la temperatura de las personas sin contacto. En la cocina, el taller, y allí donde se necesite tomar la temperatura de manera rápida y precisa es imprescindible un termómetro digital láser o infrarrojo.

Habrás visto estos días en la televisión cómo se toma la temperatura a personas para acceder a lugares públicos en medio de esta pandemia de Coronavirus que estamos padeciendo y si has llegado a este artículo es que te ha llamado la atención ese dispositivo en forma de pistola que se utiliza para tomar la temperatura. Son termómetros infrarrojos de medición a distancia.

Un termómetro infrarrojo es un tipo de termómetro que se puede usar sin contacto con la persona y objeto del que se desea medir la temperatura. El término termómetro láser es erróneo, ya que no es un rayo láser lo que realmente toma la temperatura pero algunos de estos termómetros a distancia, eso si, pueden utilizar la asistencia de un láser solo para apuntar al lugar donde se va a medir la temperatura.

Los termómetros infrarrojos te permiten medir de manera rápida, segura y precisa de la frente de una persona, ya sea un adulto o un bebé y de cualquier superficie.

Los termómetros infrarrojos sin contacto son los mejores para bebés.

Un bebé es difícil que este quieto si le estás molestando con el termómetro y puede que la medición no sea precisa, y aunque existen excelentes termómetros para bebé específicos, los termómetros infrarrojo sirven para ver si tu bebé tiene fiebre y para un rango de uso mucho mayor.

Un termómetro infrarrojo para medir la temperatura de todo.

Aparte de personas en movimiento, porque lo mejor de estos termómetros es la capacidad de la medición en movimiento, es capaz de medir en un rango de temperaturas muy amplio. Esto permite, eligiendo el modelo adecuado, poder tomar la temperatura de alimentos mientras cocinamos, del aceite para frituras perfectas o del agua para cocciones a baja temperatura.

También se hace imprescindible en el mundo del motor como talleres o en el garaje donde podremos medir la temperatura del motor o del aceite si estamos haciendo reparaciones.

A tener en cuenta a la hora de comprar termómetros infrarrojos a distancia.

Rango de medición

La mayoría de los modelos de uso general tienen un rango de medición de al menos -50°C a +380°C, mientras que los termómetros de uso profesional más avanzados tienen rangos de exploración de hasta -50°C a 750°C.

Velocidad de obtención de la medición

Generalmente los termómetros de uso general dan el resultado de la temperatura en un segundo o menos, alguno de los modelos que vamos a ver aquí dan en valor en 0,1 segundos.

Distancia de medición

Lo ideal es poder medir la temperatura sin contacto a una distancia prudencial, sobre todo en superficies muy calientes.  Hay que tener en cuenta que el haz de medición no es un rayo concentrado sino un cono que se va abriendo. Cuanto más cerca, mas precisión. A esto se le llama relación de distancia al punto. Cada modelo tiene un valor pero lo recomendable es poder hacer mediciones totalmente precisas a unos 10 cm de distancia de la lente a la superficie a medir.

Estos son los mejores termómetros digitales sin contacto operados por infrarrojos.

Como dijo el maestro, elige sabiamente. Antes de comprar tu termómetro infrarrojo a distancia debes tener claro cuál es el uso que pretendes darle. Si es solo para medir la fiebre, con un termómetro de uso clínico que mide de los 32 a los 42 grados Celsius es suficiente pero si te animas a la cocina de precisión o a meter mano al motor de tu coche necesitarás un termómetro que sea capaz de ofrecer un rango de temperaturas mucho mayor.

Si buscas una forma que no sea invasiva para medir la temperatura corporal de una persona o poder medir a distancia en objetos, un termómetro infrarrojo es la solución que precisas.

¿Qué más buscar al elegir un termómetro infrarrojo?

Pantalla con luz

Elige un termómetro con luz y números grandes para poder ver la medición con poca luz.

Memoria y auto-apagado

Compra un termómetro que almacene la última temperatura tomada para poder hacer seguimiento y que se apague automáticamente para ahorrar batería.

Tiempo de respuesta

La mayoría solo tardan entre 1 y 3 segundos, pero si buscas mediciones inmediatas busca modelos con mediciones por debajo de un segundo.