Hemos revisado las mejores sillas de oficina del mercado y estas son las que recomendamos por su relación calidad precio.

Hacerse preguntas en genérico como: ¿Cuál es la mejor silla de oficina?, o butaca de oficina, o sillón de director, como te guste llamarlo, suele ser muy común y a menudo desacertado, ya la pregunta correcta no es cuál es la mejor silla de oficina, sino cuál es la mejor silla de oficina para mi.

Antes de elegir una silla de oficina tenemos que tener en cuenta varios factores genérales y también personales. Nuestro peso, estatura, condiciones físicas y actividad van a ser determinantes a la hora de seleccionar la butaca de oficina que mejor se adapta a nuestras necesidades.

En este artículo vamos a ver unas cuantas opciones analizando su precio, materiales, peso máximo recomendado, estilos, de tal manera que si estas pensando en comprar una silla de oficina tengas toda la información disponible a la hora de elegir la que más te conviene.

Ergonomía

Para personas que están largas horas delante del escritorio o del ordenador es muy importante que la silla que utilicen procure una postura cómoda y correcta frente al escritorio donde la espalda esté perfectamente apoyada. La ergonomía en una silla de oficina es sin duda lo primero que tenemos que tener en cuenta. La mayoría de las butacas de escritorio que existen en el mercado han sido diseñadas teniendo en cuenta este factor.

Las sillas de escritorio que mejor ergonomía presentan son las butacas de oficina o de dirección de respaldo alto, donde la espalda esta apoyada desde la cabeza hasta las lumbares. Es este último tipo de sillas podríamos incluir las butacas de tipo «racing», también conocidas como sillas gamer y incluso sillas de youtuber, ya que se han popularizado por su uso entre los youtubers más famosos.

La mejor silla de escritorio según tu peso

No todas las sillas tienen la misma resistencia, si el usuario pesa demasiado puede que la silla resulte incómoda, endeble o incluso que llegue a romperse, por eso es recomendable revisar bien el peso máximo que soporta la silla. Existen sillas de oficina y butacas gamer capaces de soportar hasta 120 kilos sin problemas, incluso más, a pesar de lo que indique el fabricante.

Para personas de mucho peso es importante que os fijéis en los materiales de la estructura, que sean de metal y en el acolchado del asiento, ya que una persona de mucho peso sentada en una silla dura durante mucho tiempo podría llegar a tener problemas en la espalda, glúteos y piernas.

Las sillas tipo racing son probablemente las que mejor soportan grandes pesos, el fabricante de los modelos que os enseñamos aseguran una resistencia de pesos de hasta 120 kilos en la GT Omega Pro, 150 kilos en la Trust y 130 en la IntimaTe Racing. 

Según el uso y tus gustos personales

Hasta ahora hemos estado viendo las sillas según el peso y las necesidades ergonómicas del usuario y hemos mostrado principalmente sillas de gamer, esas butacas de coche de carreras convertidas en silla de oficina que tanto gustan al público más joven.

En el segmento de las sillas de oficina para escritorios de dirección o despachos profesionales donde una butaca gamer no cuadre estéticamente, las tradicionales butacas de director en piel están dejando paso cada vez más a modernas sillas confeccionadas en tejidos 3d, tejidos transpirables y confortables que resultan adecuados para sillas de uso intensivo tanto en la oficina como en casa.

Como ya hemos comentado lo más importante es la ergonomía y la capacidad del respaldo de mantener apoyada toda la espalda del usuario.

Debemos buscar siempre sillas que permitan su regulación en altura, inclinación del respaldo, y a ser posible ajuste de los reposabrazos, aunque esto último no lo encontramos en muchos modelos de sillas de oficina tradicionales.

La silla de rodilla ergonómica

Este tipo de sillas pueden parecer incómodas a la larga pero todo lo contrario, están pensadas para que la espalda no soporte ninguna carga del peso del cuerpo. Estas sillas carecen de respaldo y lo importante es la forma correcta de sentarse en ellas.

El asiento no se encuentra paralelo al suelo sino en un ángulo que puede variar en torno a los 60 grados, lo que nos ofrece una posición de semi sentado, y un apoyo inferior para las rodillas acolchado. Estas sillas son fruto de un concienzudo estudio de ergonomía e higiene postural, resultando una de las mejores sillas de trabajo para estar delante del ordenador o en la mesa de estudio.

Como en casos anteriores con sillas convencionales, a la hora de elegir bien una silla de rodillas tenemos que tener en cuenta nuestro peso y estatura, tratando de buscar sillas que permitan su regulación y estén construidas en materiales que soporten nuestro peso.

Pin It on Pinterest

Share This