Análisis y opinión del Colchón Flow Two T de Cecotec

De todas las horas de toda nuestra vida, casi la mitad las pasamos descansando. De las 24 horas del día, entre 7 y 10, más o menos, las pasamos durmiendo. 1515Teniendo en cuenta este dato elegir un buen colchón es una de las decisiones más importantes porque es mucho lo que está en juego.

El Colchón Flow Two T que vamos a analizar en este artículo reúne unas características que lo hacen una opción de compra a valorar dada su relación calidad precio. Cecotec es una marca que se caracteriza por ofrecer buenos productos a buen precio, y la gama de descanso no es una excepción.

Análisis y opinión del Colchón Flow Two T de Cecotec 1

Análisis y opinión del Colchón Flow Two T de Cecotec 2

Características del Colchón Flow Two T

El Colchón Flow Two T es un colchón viscoelástico y enfundable de 21 cm de altura que combina 3 capas para una firmeza alta, núcleo perfilado de espuma HRC+ y tecnologías MorphoAdapt, SoftFresh & EasyClean que reúne estas características:

  • Colchón con firmeza alta.
  • Altura total de 21 cm.
  • Combinación de 3 capas para ofrecerte la mejor sensación de descanso.
  • Espuma MorphoAdapt, que se adapta a la forma del cuerpo para ofrecer comodidad y frescor.
  • Espuma Viscoelástica, que distribuye la presión de manera uniforme para mantener la columna en la posición óptima.
  • Núcleo de espuma perfilado HRC+ con puntos de presión adaptativos que aportan firmeza y resistencia al conjunto.
  • Funda exterior transpirable y acolchada SoftFresh & EasyClean que favorece la regulación térmica para una temperatura ideal durante todo el año, además de poder lavarse.

Otros dato interesante sobre este colchón de Cecotec es que es 100% fabricado en España. En la costa levantina la industria manufacturera de descanso es una de las más importantes de Europa y es de allí precisamente donde se fabrican los colchones de la gama Cecotec.

Medidas disponibles en el Colchón Flow Two T

  • 90×190 cm
  • 90×200 cm
  • 105×190 cm
  • 135×190 cm
  • 150×200 cm
  • 150×190 cm

Opinión del Colchón Flow Two T y de la gama de colchones Cecotec

Análisis y opinión del Colchón Flow Two T de Cecotec 2

Este modelo, así como toda la gama de colchones de Cecotec se puede englobar en la denominada gama básica y gama media de colchones.

Debemos tener en cuenta que los colchones top son productos bastante costosos. Para que nos hagamos una idea, un colchón de muelles ensacados con topper de visco y materiales de primera no bajaría de los 700 euros, y el colchón más caro de la gama Cecotec no llega a los 400 en su medida más grande.

Esto, por supuesto no quiere decir que los colchones Cecotec no merezcan la pena, todo lo contrario, están fabricados con productos y tecnología de primara calidad, pero no son lo mejor que existe en el mercado.

Son excelentes colchones para segundas viviendas, pisos de alquiler, habitaciones de invitados, o un buen colchón en el caso de no poder adquirir uno más costoso.

Dónde comprar el Colchón Flow Two T de Cecotec

Como siempre recomendamos cuando se trata de este fabricante español, la mejor opción de compra de sus productos es su propia tienda online.

De este modo te aseguras de tener siempre disponible el mejor precio ya que es venta directa y es donde primero sacan ofertas y promociones. En el caso del Colchón Flow Two T, podrás encontrar con interesante oferta en Black Friday y en el resto de campañas de descuentos que Cecotec tiene a lo largo del año.

Análisis y opinión del Colchón Flow Two T de Cecotec 2

Qué debes tener en cuenta a la hora de elegir un colchón

Tu peso y estatura.
Es quizá el factor más determinante. La longitud estándar de los colchones es de 190 y 200 cm. Si eres una persona alta deberás tratar de comprar un colchón de 200cm. En cuanto al peso, debemos tener en cuenta que la adaptabilidad a nuestro cuerpo y nuestra postura de dormir es fundamental en un colchón, así que a más peso, mayor firmeza, ya que con el paso del tiempo el colchón, por muy bueno que sea tenderá a ceder y a crear problemas de espalda. Hay cuatro firmezas: suave, media, firme y extra firme.

Dormir solos o en pareja.
Un poco enlazando con lo anterior, también debemos tener en cuenta si es para una o dos personas. Los colchones grandes suelen tener un divisor centrar en un material más duro para separar las zonas de descanso. En caso de querer dormir solo en una cama grande, esa zona puede resultar algo incómoda, pero es indispensable si duermen dos personas, sobre todo si son físicamente muy diferentes.

La base también es importante.
El llamado “equipo de descanso” lo forman tres elementos: el colchón, la base y la almohada. La base debe ir en consonancia al colchón y de nuevo deberemos tener en cuenta nuestro peso. Las personas con sobrepeso dormirán mejor en bases firmes como Canapés y bases tapizadas, mientras que a personas con normopeso o muy delgadas, puede que les beneficie más somieres de lamas en conjunto con colchones con una firmeza adaptada a sus gustos.

Tejidos y materiales.
Aquí el factor es la temperatura y la percepción de la misma. Si estamos en una zona con altos contrates entre los meses fríos y los cálidos, como la meseta española, un colchón de dos caras es la mejor solución ya que tienen un tejido más cálido por una cara para los meses de frío y otra más fresca para los meses calurosos. Si se transpira mucho, a pesar de las sábanas e incluso algún protector textil, la humedad y el sudor llegará al tejido del colchón, por eso los mejores colchones ya están preparados con diseños de alta transpiración y tejidos antibacterianos y antiácaros.

En cuanto a la humedad ambiental, no es lo mismo un lugar con una humedad ambiental alta que un lugar seco. En lugares húmedos buscaremos colchones con tejidos más transpirables, bases con tejido 3d cuando no somieres, y a ser posible con núcleo de muelle ensacado.

Los colchones visco serán algo más duros en lugares fríos que en cálidos donde serán más suaves. El visco es sensible al calor.

¿Cuándo cambiar de colchón?
Asocama, la asociación española de fabricantes de colchones, recomienda hacerlo como máximo cada 10 años, por higiene y confort. Los materiales se van deteriorando con el tiempo, pierden sus propiedades de confort y ya no garantizan ni el descanso ni la higiene. Un colchón en mal estado provoca dolores y hace que te levantes sin energía.